Hoy lunes se dio a conocer el castigo que deberá cumplir Nicolás Jarry luego de dar positivo por ligandrol y estanolozol durante un control realizado mientras disputaba la Davis Cup Finals en Madrid.

En el comunicado entregado en su sitio web, el máximo entre del tenis mundial indicó que “Se ha emitido una decisión bajo el Programa Antidopaje de Tenis (el “Programa”) de que Nicolas Jarry ha cometido una Infracción de las Reglas Antidopaje en virtud del Artículo 2.1. Esa decisión impuso un período de inelegibilidad de once meses, a partir del 16 de diciembre de 2019”.

Jarry, un jugador de 24 años de Chile, proporcionó una muestra de orina el 19 de noviembre de 2019 en asociación con su participación en las Finales de la Copa Davis, celebradas en Madrid del 18 al 24 de noviembre de 2019 (el “Evento”). Esa muestra fue enviada al laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (“WADA”) en Montreal, Canadá para su análisis, y se encontró que contenía metabolitos de SARM LGD-4033 (ligandrol) y estanozolol. El SARM LGD-4033 y el estanozolol son sustancias no especificadas, que están prohibidas bajo la categoría S1 de la Lista de Prohibiciones de la AMA de 2019 (Agentes anabólicos) y, por lo tanto, también están prohibidas por el Programa”, agrega el documento.

La apelación del tenista nacional, en la cual aseguró que el consumo de ambas sustancias fue involuntario y que se produjo debido a la contaminación cruzada de los suplementos vitamínicos fabricados a medida, fue aceptada por el organismo del tenis internacional (los frascos fueron enviados por Jarry a un laboratorio estadounidense para su análisis). “El Sr. Jarry fue acusado de una violación de las normas antidopaje en virtud del Artículo 2.1 del Programa (presencia de una sustancia prohibida en la muestra de un jugador) el 4 de enero de 2020 y fue suspendido provisionalmente el 14 de enero de 2020. La ITF aceptó la explicación del Sr. Jarry sobre cómo el SARM LGD-4033 y el estanozolol ingresaron a su sistema y que no soportó ninguna falla o negligencia significativa por su violación. El Sr. Jarry tenía derecho a que su período de inelegibilidad se retrasara para comenzar en la fecha del último incidente de su violación”, indica la resolución.

Por ser la primera vez que Jarry daba positivo en un control, la ITF determinó que «(1) el Sr. Jarry ha cometido una violación del Programa; (2) debe cumplir un período de inelegibilidad de once meses; y (3) ese período de inelegibilidad está retrocedido para comenzar el 16 de diciembre de 2019 y finalizar a la medianoche del 15 de noviembre de 2020«.

Jarry perderá, además, todos los puntos que haya conseguido en el circuito entre el 16 de diciembre y el 12 de enero, cuando disputó la qualy del ATP de Adelaida, junto con los premios en dinero que ascienden a alrededor de 265.000 dólares.

Queda aún por ver cual será la ubicación final de Jarry en el ránking de la ATP, el cual está congelado debido a la pandemia de coronavirus. Según informó el medio Séptimo Game, de volver el circuito tras Wimbledon, como está presupuestado hasta el momento, el tenista nacional perdería los 250 puntos del título en Bastaad y 10 puntos obtenidos en el US Open. Por ahora, Jarry se ubica en el lugar 132 del mundo, pero su ubicación definitiva se conocerá cuando se confirme el regreso del tenis. Eso si, se mantienen vivas sus opciones de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here