Con la participación de la Ministra del Deporte; de la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género; de cuatro directivos de la ANFP; de las tres representantes de la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino, Iona Rothfeld, Natalia Bravo y Javiera Moreno; y del dirigente del Club Palestino, Miguel Abdo, se llevó a cabo una reunión informativa para dar a conocer los alcances del Protocolo General para la Prevención y Sanción de las Conductas de Acoso Sexual, Abuso Sexual, Discriminación y Maltrato en el Deporte.

Este documento comenzó a ser trabajado en febrero bajo el alero de la ley 21.197, de iniciativa del Diputado Sebastián Keitel, que se promulgó en dicho mes. Ese libelo indicaba que se debía levantar un protocolo en seis meses, cuyo plazo se cumple en algunas semanas. El 2 de agosto, a más tardar, debe firmarse de parte del Presidente de la República y de la Ministra del Deporte ese decreto supremo para su aplicación.

La implementación y adopción del presente Protocolo por parte de las organizaciones deportivas, constituye un paso fundamental para avanzar en la construcción de un deporte más seguro y protegido. El logro de este objetivo exige el compromiso y la responsabilidad de todos y cada uno de los miembros de la comunidad deportiva de nuestro país”, señaló la Ministra del Deporte.

En la cita llevada a cabo de forma online se socializó el fondo del protocolo que fiscalizará toda clase de conductas indebidas para custodiar a los deportistas, no importando su género. “Las consecuencias que generan en el deporte, conductas como el abuso sexual, acoso sexual, discriminación y maltrato, resultan graves y lesivas no sólo para quienes son víctimas de estas conductas, sino también para la comunidad deportiva en su conjunto, ya que en sí mismas dichas conductas constituyen un atentado a los valores y fines esenciales perseguidos por la actividad deportiva”, añadió la máxima autoridad del deporte en Chile.

En paralelo a este trabajo, la ANJUFF preparó un protocolo desarrollado por exjugadoras y jugadoras de fútbol. En la cita se acordó que ese documento será considerado dentro del Protocolo final para robustecerlo.

Hemos sostenido una muy buena reunión junto a la Ministra del Deporte, la Anjuff, la ANFP y Palestino Femenino para revisar este protocolo que busca evitar y dejar de normalizar todo acoso y abuso contra las mujeres en el fútbol y otras disciplinas deportivas. Creemos que es un documento robusto, que será presentado en los próximos días y que nos permitirá combatir estas malas prácticas que lamentablemente atentan contra la intimidad de nuestras deportistas. Eso no lo toleraremos más en el deporte ni en ningún espacio.”, indicó la Ministra de la Mujer y Equidad de Género.

El Protocolo exigirá que toda organización deportiva adopte las medidas necesarias para prevenir y sancionar las conductas de acoso sexual, abuso sexual, discriminación y maltrato, que pudiere ocurrir entre sus trabajadores, dirigentes, entrenadores y deportistas. Para ello habrá una mesa de seguimiento permanente liderada por el Ministerio del Deporte que supervisará su aplicación e implementación a nivel de clubes.

Con la participación de la Ministra del Deporte; de la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género; de cuatro directivos de la ANFP; de las tres representantes de la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino, Iona Rothfeld, Natalia Bravo y Javiera Moreno; y del dirigente del Club Palestino, Miguel Abdo, se llevó a cabo una reunión informativa para dar a conocer los alcances del Protocolo General para la Prevención y Sanción de las Conductas de Acoso Sexual, Abuso Sexual, Discriminación y Maltrato en el Deporte.

Este documento comenzó a ser trabajado en febrero bajo el alero de la ley 21.197, de iniciativa del Diputado Sebastián Keitel, que se promulgó en dicho mes. Ese libelo indicaba que se debía levantar un protocolo en seis meses, cuyo plazo se cumple en algunas semanas. El 2 de agosto, a más tardar, debe firmarse de parte del Presidente de la República y de la Ministra del Deporte ese decreto supremo para su aplicación.

La implementación y adopción del presente Protocolo por parte de las organizaciones deportivas, constituye un paso fundamental para avanzar en la construcción de un deporte más seguro y protegido. El logro de este objetivo exige el compromiso y la responsabilidad de todos y cada uno de los miembros de la comunidad deportiva de nuestro país”, señaló la Ministra del Deporte.

En la cita llevada a cabo de forma online se socializó el fondo del protocolo que fiscalizará toda clase de conductas indebidas para custodiar a los deportistas, no importando su género. “Las consecuencias que generan en el deporte, conductas como el abuso sexual, acoso sexual, discriminación y maltrato, resultan graves y lesivas no sólo para quienes son víctimas de estas conductas, sino también para la comunidad deportiva en su conjunto, ya que en sí mismas dichas conductas constituyen un atentado a los valores y fines esenciales perseguidos por la actividad deportiva”, añadió la máxima autoridad del deporte en Chile.

En paralelo a este trabajo, la ANJUFF preparó un protocolo desarrollado por exjugadoras y jugadoras de fútbol. En la cita se acordó que ese documento será considerado dentro del Protocolo final para robustecerlo.

Hemos sostenido una muy buena reunión junto a la Ministra del Deporte, la Anjuff, la ANFP y Palestino Femenino para revisar este protocolo que busca evitar y dejar de normalizar todo acoso y abuso contra las mujeres en el fútbol y otras disciplinas deportivas. Creemos que es un documento robusto, que será presentado en los próximos días y que nos permitirá combatir estas malas prácticas que lamentablemente atentan contra la intimidad de nuestras deportistas. Eso no lo toleraremos más en el deporte ni en ningún espacio.”, indicó la Ministra de la Mujer y Equidad de Género.

El Protocolo exigirá que toda organización deportiva adopte las medidas necesarias para prevenir y sancionar las conductas de acoso sexual, abuso sexual, discriminación y maltrato, que pudiere ocurrir entre sus trabajadores, dirigentes, entrenadores y deportistas. Para ello habrá una mesa de seguimiento permanente liderada por el Ministerio del Deporte que supervisará su aplicación e implementación a nivel de clubes.