Byron Nelson, 52 títulos PGA TOURS.

Para CRTV CHILE, Ignacio Vicuña.(www.revistagolfswing.com)

En 1945 el texano Byron Nelson cruzó los umbrales de las mejores estadísticas en la
historia del golf. Logró una marca casi imposible de emular y qué decir de superarlo:
conquistó 18 títulos del PGA Tour en dicha temporada, 11 de los cuales fueron en forma
consecutiva.
Obtuvo 52 títulos del PGA Tour y se impuso en cinco Majors, pero será recordado por ese
récord que debe pesar en la mente de los Tiger, los Rory, los DeChambeau modernos. Frente a esto no podían hacer mucho los otros integrantes del triunvirato de dicha época: Ben Hogan y Sam Snead. Ambos, sin embargo, han opacado en el devenir de las décadas al bueno de Nelson, a quien le decían “Lord Byron” o “Lord Nelson” y que donde fuera cautivaba a todos por su encanto personal y esa delicadeza de carácter que contradecía  su metro noventa de estatura.
Nelson nació en 1912. Su familia poseía una granja vecina al Glen Garden C.C. de Texas,  lo cual le impulsó siendo niño a cruzar por el agujero de una valla limítrofe del campo para
llegar al green del hoyo 4. Aquí se inició, al salir del colegio se empleó en diferentes
oficios llegando, incluso, a emplearse en una revista especializada de banqueros. Finalmente, se hizo profesional de golf en 1932.
Poseía un hermoso y cadencioso swing que generaba la envidia de sus colegas tanto por su
elegancia como por su inusual eficiencia.
Caballero afable y de espíritu inocente. Se retiró de las competencias a los 34 años en
tiempos en los cuales no había mucho dinero para los torneos y sólo se pagaba a los 20
mejores lugares. Tal era el entusiasmo de los fanáticos por seguirle en los campeonatos que muchos consideran que su magnetismo en las masas salvó, junto a Snead y a Hogan, de un posible colapso del golf rentado antes de que se formara oficialmente el PGA Tour.
Integró la primera generación que jugó con varillas de acero y maderas de caqui pintadas,
redefiniendo cómo se jugaba el juego. Alguien dijo de él algo muy acertado: “Se movía en la cancha como un bailarín. Te digo, si Tiger Woods pudiera conducir la pelota como lo hizo Byron Nelson, ya habría superado el récord de Jack Nicklaus”.

BYRON NELSON
Un récord aún no superado Ha sido considerado por muchos como el punto de partida del swing moderno. Su premisa: “Para mí, hacer el swing era como comer.”
Desplegó sus afectos hasta el 2006, temporada en la cual falleció a los 94 años de
edad.

Para CRTV CHILE, Ignacio Vicuña.(www.revistagolfswing.com)